Se cumplen 8 años del último ritual

El 30 de mayo de 2009 será recordado como un día histórico para nuestro rock. Principalmente porque ese día fue el último show de Los Piojos en River. Además, esa jornada tuvo a Calamaro tocando en Capital Federal y La Renga reventando el Estadio Ciudad de La Plata. Esa fría noche, Rock & Pop transmitió el recital completo desde Nuñez con conexiones permanentes con el banquete rengo.
Acá les dejamos la crónica del show de Los Piojos, que aún no habían anunciado su separación, pero todo el mundo sabía que la decisión ya estaba tomada.
Los Piojos explotaron por segunda vez en un mes River y se despidieron con un show extenso y muy emotivo.

Pulgares arriba: Dieron un show que quedará en la memoria de todos. Por lo emotivo, por la fiesta que fue River en muchos momentos y por las más de tres horas que duró el show. No se querían bajar del escenario. 31 temas, de los cuales cinco fueron agregados a la lista original.

El show tuvo muchos puntos altos. Tan solo cantada íntegra por todo el público, mientras Andrés Ciro sólo atinaba a agradecer, puso a más de uno la piel de pollo. Otro momento emotivo – sobre todo para ellos– fue cuando aparecieron los hijos de los músicos, primero en “Pistolas” y luego en “Canción de cuna”, para colaborar en los coros.

Todos tuvieron su momento para lucirse en soledad. Chucky Tavo, cantando como ya es costumbre y el resto de la banda desplegó todas sus virtudes en una interminable versión de “El Farolito”. Hasta Daniel Buira, batero de la primera hora, se pudo dar el gusto. Primero con su grupo La Chilinga, 40 tambores le pusieron ritmo a “Verano del 92” y luego se quedó en la batería para hacer “Desde lejos no se ve” y “Cruel”.

El final programado, con “Buenos días Palomar”“Finale”, lectura de banderas y saludo incluido no pudo ser y tuvieron que volver para hacer 5 temas más. Hubieran hecho alguno más, pero por cuestiones municipales se vieron obligados a dejar el escenario definitivamente. Por cierto, ya era la 01:20 de la madrugada.

Pulgares abajo: Vamos a ponernos exigentes, la magnitud de la banda lo amerita. En el comienzo del show se los vio algo tensos. Lógico, tras 20 años encarar el último show, sin dudas influyó sobre el escenario.

Piti Fernández fue el gran ausente de la fiesta. Si bien el guitarrista y uno de los fundadores de la banda decidió alejarse el año pasado, se esperaba por él, al menos para hacer alguno de sus temas. Apenas una dedicatoria de Tavo cuando terminó su versión de “Sudestada”.

Por esto hablarán de ti: Obviamente el show será recordado como el último de la banda. Atrás quedarán 20 años de historia, infinidad de shows, temas que musicalizaron algún momento de nuestras vidas, recuerdos y felicidad. ¿Si van a volver en algún momento? Eso no se sabe, por lo que se vivió esta noche en River la sensación es que la separación es definitiva.

Mucha música y pocas palabras. Desde el comienzo del show y en reiteradas oportunidades se escuchó a un Ciro visiblemente emocionado agradecer a todos por los momentos vividos. “No soy bueno para los discurso, pero el tema que viene a continuación simboliza todo lo que nosotros pensamos”, tiró antes de arrancar con “Pacífico”, uno de los últimos temas. Las palabras, las puso un fan que leyó ante la multitud de River el mail que le escribió a sus ídolos.