Le bajaron la palanca a los Foo

Foo Fighters ofreció anoche su primer gran concierto en dos años en Estados Unidos siendo el cierre del BottleRock Festiva que se realizó en California. Pero el recital no tuvo es mejor final. Es que la organización le cortó el sonido a las 22 horas en punto.
Lo curioso fue que los músicos se quedaron tocando Everlong hasta el final aunque el sonido no estaba siendo amplificado y el público permaneció cantando junto a la banda.
La explicación es que los organizadores están obligados a cumplir las normas de cada localidad y prefieren el enojo de la banda y el público antes que tener problemas con el alcalde de turno.